La moda en el cine mexicano presente en el arte de la indumentaria y la moda en México. 1940-2015

La moda en el cine mexicano presente en el arte de la indumentaria y la moda en México. 1940-2015

Por Víctor Manuel Hernández Pérez

El arte de la indumentaria y la moda en México. 1940-2015, extraordinaria exposición presentada en el Palacio de Cultura Banamex – Palacio de Iturbide, espacio artístico del Banco Nacional de México, en donde se apreció la relación de la moda con el cine mexicano.

vestido_maria_felix

Vestido usado por María Félix en “La Diosa Arrodillada” (1947).

FOTO: Víctor Manuel Hernández

En esta exposición que contó con la participación de la Secretaria de Cultura del Gobierno Federal a través de la Dirección General de Culturas Populares y del Instituto Nacional de Antropología e Historia, El Palacio de Hierro y la revista Vogue México, la curaduría estuvo cargo de la especialista en moda y arte, Ana Elena Mallet (colaboradora de Zona MACO y organizadora del Corredor Cultural Roma Condesa)

2-maria-felix-en-la-diosa-arrodillada-1947

María Félix en “La Diosa Arrodillada” (1947)

Cabe destacar que la exposición presentó complementos, accesorios y un conjunto de obras de las artes visuales (pinturas, fragmentos cinematográficos, fotografías, carteles y revistas), entre otros materiales, que se contextualiza con el trabajo de los diseñadores.

En la exposición se proyectan videos con fragmentos de películas en donde las divas y estrellas del cine mexicano lucen atuendos creados para ellas, como el caso de Miroslava, vestida por Armando Valdés Peza para “La muerte enamorada” (1951), Alma Delia Fuentes en “El”(1953) con vestidos del diseñador franco-británico radicado en México, Henri de Chatillon, quien también vistió a la rumbera cubana María Antonieta Pons para “El ciclón del Caribe” (1950); María Victoria con ajustados atuendos de Julio Chávez para el film “Del rancho a la ciudad”(1953); Silvia Pinal con vestuario de Valdés Peza para “La adúltera” (1954), Elsa Aguirre con vestidos de Ramón Valdiosera para “La doncella de piedra” (1956), Angélica María con vestidos de Gene Matouk para “Mi alma por un amor” (1964), Julissa con atuendos de Marqués del Rivero para “Victoria” (1972) y de Matouk para “Los ojos de un niño” (1982); así como Alma Muriel, quien interpreta a una modelo que viste un sexy vestuario de Tao Izzo en “Cuando tejen las arañas” (1979),  quizás la película más fashionista en la historia del cine mexicano.

vestido_maria_felix_02

Vestido usado por María Félix en “Mare Nostrum” (1948)

FOTO: Víctor Manuel Hernández

Mención aparte merecen los dos vestidos lucidos por uno de los tres íconos de la moda nacional (dos de ellos son: Dolores del Río y Frida Kahlo) y el estilo mexicano: María Félix, cuyo vestuario está presente en la exposición con un vestido largo con encaje bordado en lentejuelas y chaquira de la diseñadora Lilian Oppenheim que aparece en la película “La diosa arrodillada”(1947), así como el vestido de terciopelo negro rebordado con lentejuela y piedras negras, diseñado por Valdés Peza para La Doña, una de sus musas, en el film español “Mare Nostrum” (1948).

Otro outfit a destacar de la exposición es el utilizado por Silvia Pinal para el cuadro que Diego Rivera le hizo en su honor en 1956 en su estudio en la Colonia Altavista de la Ciudad de México. Este atuendo de Tao Izzo es un vestido largo de tirantes con silueta S con abertura lateral y escote en U con aplicación de la misma tela drapeada combinada con estola doble anudada.

4-maria-felix-en-mare-nostrum-1948

María Félix en “Mare Nostrum” (1948)

Durante mayo, junio y julio en el cineclub creado ex profeso para la exposición, se exhibieron películas mexicanas que destacan por la aportación de diseñadores nacionales al vestuario de las protagonistas: Leticia Palma en el film “En la palma de tu mano” (1950) Miroslava en “Ensayo de un crimen” (1955), Irasema Dilián en “Pablo y Carolina” (1957), Silvia Pinal en “María Isabel” 1968), Angélica María en “Cinco de chocolate y uno de fresa” (1968), Ofelia Medina en “Patsy, mi amor” (1969), Amedee Chabot en “Click, fotógrafo de modelos” (1970), Irán Eory en “El amor tiene cara de mujer” (1973) y Angélica Chaín en “Cuando tejen las arañas” (1979).

5-vestido-de-silvia-pinal-para-oleo-de-diego-rivera

Vestido usado por Silvia Pinal para el cuadro que pintó en su honor, Diego Rivera en 1946.

FOTO: Víctor Manuel Hernández

Cabe destacar que en la exposición también se hizo referencia a la indumentaria de comunidades indígenas a través de extractos de clásicos del cine mexicano como “Allá en el rancho grande” (1939) con los típicos vestuarios campestres de las rancherías y pueblos, “María Candelaria” (1944) con una Dolores del Río con rebozos y faldas con diversos tejidos, “Tarahumara” (1965) con auténticos tarahumaras vestidos con sus tradicionales trajes, así como la iconografía que presenta el documental inconcluso “¡Qué Viva México” (1931) del ruso Serguei Eisenstein, quien filmó  los textiles de los mayas de Chichén Itzá Yucatán,  los nativos que celebran una boda en Tehuantepec, Oaxaca; los campesinos de Tetlapayac, Hidalgo; los ajuares para la corrida de toros y los disfraces para el Día de Muertos.

6-silvia-pinal-posando-para-diego-rivera-en-1956

Silvia Pinal posa para Diego Rivera en 1956 en su casa estudio en la Colinia Altavista, al sur de la Ciudad de México.

Al final de cada proyección estuvo el periodista experto en moda Nicolás Alvarado, quien hizo un análisis de la importancia del vestuario en las películas más fashionistas del cine mexicano.

Agradecimiento: Juan Carlos Almaguer (Difusión y Prensa de Fomento Cultural Banamex A.C.)

 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. * *